La Lucha del Garrote Canario es un arte marcial reconocido por WAMAI como tal y que se remonta a la etapa prehispánica y que ha llegado hasta nuestros días, gracias a los pastores de dichas islas que, aprendiendo de padres e hijos, han trasmitido este legado hasta la actualidad.

La histórica prohibición durante la conquista de las islas, de que los canarios tuvieran ningún tipo de armas obligó a estos, a ingeniárselas para desarrollar el uso de medios alternativos como son los garrotes grandes y gruesos para su uso en variadas situaciones, como son las propias del pastoreo, riñas etc. Los pastores también encontraron otro uso de los garrotes grandes y gruesos, y fue como ayuda al desplazamiento muy útil en la abrupta geografía de las islas convirtiéndolas en herramientas inseparables de su trabajo.

Los garrotes tienen un grosor adecuado a la mano del garrotista que debe llenar completamente con su mano al agarrarla y existen 3 medidas:

Garrote corto: hasta el hombro del portador.

Garrote medio: de la misma altura del portador

Garrote largo: una cuarta por encima de la cabeza.

La madera más adecuada es  por su dureza el acebuche canario (macho salvaje del olivo).o.

 

. Reglamentos