Judo
 
Al principio, las técnicas que se empleaban eran las procedentes del Ju-Jitsu. Más adelante, y durante los años siguientes a su creación, el Judo fue evolucionando, notándose sobre todo en Nage-Waza. Se prohibieron las técnicas peligrosas como las que se ejecutaban al cuello, tobillos, muñecas y riñones, y en 1895, se establece el Go-kio con 42 técnicas, para así mejorar y facilitar el aprendizaje del Judo. En 1920, se efectuó una rectificación del citado Go-kio, excluyendo ocho técnicas y añadiendo seis, quedando así fijado el Go-kio que hoy conocemos.

El judo, tiene como objetivo derribar al oponente usando la fuerza del mismo. En el judo de competición se puede vencer de 4 formas: derribando al oponente sobre su espalda (tachi waza) provocando un ippon directo. En el caso en el que el oponente no cae perfectamente sobre su espalda el combate puede continuar en lo que se conoce como trabajo de suelo (combate de suelo, newaza), en este momento se pueden aplicar estrangulamientos, torsiones a la articulación del codo (luxaciones), o inmovilizaciones que consisten en mantener controlado al oponente en el suelo con la espalda pegada al tatami.
Las estrangulaciones (shime-waza) solo pueden usarse en competición a partir de la categoría cadete (15 años o más) y las luxaciones (Kansetsu-waza) a partir de la categoría junior (17 años o más).

Los puntos se consiguen mediante derribos que no sean ippon directos mediante inmovilizaciones que no alcanzan el tiempo necesario para ser consideradas ippon o mediante sanciones del árbitro al contrario.
 
 
En el judo competitivo se pueden marcar 3 clases de puntos:

Ippon: Punto completo, lo que hace que gane el combate. Cuando proyectas al contrario obtienes un ippon si consigues derribarlo haciendo que caiga sobre su espalda. También, si inmovilizas a tu adversario durante más de 25 segundos, si se rinde golpeando dos o más veces el tatami o si en una estrangulación o luxación se considera que debe finalizar el combate con victoria del que la ha realizado.

Waza-ari: Es medio punto, sumando dos de estos se obtiene un Ippon. Consigues un waza-ari si proyectas al adversario pero no llega a caer de espaldas, o si lo inmovilizas entre 20 y 25 segundos.

Yuko: Es una puntuación menor que el Waza-ari, que se obtiene al arrojar al oponente al suelo y este cae de lado, o si la inmovilización dura entre 15 y 20 segundos.
 
 
Del mismo modo que existe un sistema de puntuación para las acciones válidas, también existe otro para las penalizaciones o infracciones que realice el competidor:

Hansoku-Make: Es una acción que equivale por sí sola la descalificación del judoka, al ser penalizado con 10 puntos. Significa conceder un IPPON al adversario.

Shido: Supone una penalización, cuando la falta cometida es leve. El árbitro tomará nota de esa acción. Vale acotar que los shidos son acumulativos, y van dando al contrario la puntuación equivalente en la escala, el primero es solo un aviso, el segundo ya secuenta como un Yuko al oponente, el tercero se valoa como un Waza-Ari.
Cuando el competidor, llega al 4º (el Shido) se convierte en Hansoku-Make y se le descalifica.