Kickbox fighters training in the ring
 
Un peleador que viola las reglas, que demuestra un comportamiento antideportivo o comete ofensas puede recibir un aviso, amonestación o descalificación por un árbitro sin necesidad de avisarle con antelación. Sólo podrán ser dadas tres amonestaciones en el curso de un asalto, la siguiente amonestación será causa de descalificación.

Las amonestaciones dadas a los coach o auxiliares cuentan para su peleador.

Un árbitro puede, en cualquier momento y sin parar el combate, dar un aviso al peleador.

Si lo que quiere es dar una amonestación, el árbitro podrá parar el combate y anunciar la falta mostrando a los tres jueces (señalando con el dedo) al amonestado.
 
 
Las siguientes acciones serán consideradas sucias y por tanto motivo de falta:

1. Golpear por debajo del cinturón, colgarse, tropezar y golpear con rodillas y codos.

2. Dar cabezazos, golpear con los hombros, antebrazos y codos, estrangular al oponente, aplastar su cabeza con el brazo o codo y empujar su cabeza fuera de las cuerdas.

3. Golpear con las manos abiertas, con la parte interna de la mano, con la muñeca.

4. Golpear la espalda del oponente y particularmente la nuca y riñones.

5. Golpes sucios.

6. Atacar usando incorrectamente las cuerdas.

7. Tirarse al suelo, forcejear haciendo lucha libre o no querer combatir.

8. Atacar a un oponente que se está levantando del suelo.

9. Abrazarse.

10. Golpear mientras se cuelga, del contrario o sujetar al oponente mientras le golpea.

11. Colgarse o agarrar la mano del oponente o poner un brazo debajo del brazo del oponente.

12. Agachar la cabeza por debajo del cinturón. Es una manera peligrosa de actuar.

13. Usar maneras artificiales para una defensa pasiva y caer intencionadamente para evitar un golpe.

14. Usar insultos y lenguaje agresivo durante el asalto.

15. Rehusar separarse después de la orden de Break.

16. Intentar golpear al oponente inmediatamente antes del break y mientras le están separando.

17. Atacar o insultar al árbitro en cualquier momento.
 
 
Si un árbitro cree que se ha cometido una falta sin su conocimiento podrá consultar con los jueces.